Consejos para la salud dental

Cepillado correcto:

Un buen cepillado lleva al menos 120 segundo. Use movimientos suaves y cortos, llegando a los dientes posteriores de difícil acceso. Debe limpiar bien cada parte de este modo:

  • Primero las superficies externas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores
  • Posteriormente las superficies internas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores
  • Limpie las superficies de masticación
  • Debe cepillarse también la lengua

Visita periodicamente a tu dentista IMADENT

Organizaciones dentales y de la salud han creado una "regla orientativa"como odontología preventiva. Han llegado a la conclusion de  que es recomendable ir al dentista dos veces al año para las revisiones y limpieza.

Esto es una regla útil incluso si te cepillas con frecuencia y pones mucho cuidado a tus dientes y encías. Tu dentista puede detectar problemas que no puedes ver o sentir. Muchos de los problemas dentales no son visibles o no causan el dolor hasta que se encuentran en etapas más avanzadas. Las visitas regulares permiten a tu dentista encontrar signos tempranos de la enfermedad. Los problemas pueden ser tratados en una etapa temprana.

Una alimentación sana

Hoy día se sabe a ciencia cierta que determinadas alteraciones y enfermedades se relacionan con desequilibrios en la alimentación, ya sea por exceso (obesidad, problemas de tensión, colesterol elevado…) o por defecto (falta de vitaminas y/o minerales, etc.).

Por tanto, alimentarse no sólo consiste en comer para vivir o para saciar el hambre, es algo mucho más complejo e influyen numerosos factores.