Periodoncia

La periodontitis, denominada comúnmente piorrea, destruye el hueso y el ligamento que soporta los dientes, provocando movilidad y separación de los dientes y si no se trata, pérdida de los mismos.

Las enfermedades periodontales se pueden prevenir o en su defecto tratar con gran éxito, pudiendo así conservar los dientes toda nuestra vida.

Una vez diagnosticada la enfermedad, se procede a realizar un examen físico y radiográfico y, se controla con un tratamiento meticuloso. El objetivo es eliminar las bacterias que se acumulan y provocan ésta infección, mediante una limpieza en profundidad, con instrumentos manuales y ultrasónicos.

Al finalizar el tratamiento la encía se estabiliza y se deben realizar mantenimientos para controlar la enfermedad. 

Como detectar la enfermedad:

  • Mal aliento constante
  • Encías rojas y/o inflamadas
  • Encías sensibles o que sangran
  • Dolor al masticar
  • Dientes flojos
  • Dientes sensibles
  • Encías retraídas o dientes que se ven más largos de lo normal.

Cualquiera de estos síntomas puede ser una señal de un problema grave que debe ser examinado por un dentista.

468 ad